Material para organizar papeles en casa y que permanezcan bien ordenados

material para organizar papeles en casa

¿Seguimos con ganas de un año más organizado? Ya vimos que enero era un mes de no ponernos muchos deberes, que entre la resaca post fiestas, la cuesta y poner en marcha nuevos propósitos o prioridades ya teníamos bastante.

Pero ya estamos en febrero, los días son más largos y vamos cogiendo energías así que este mes podemos ponernos a organizar más en serio. Como sigue siendo un mes frío he pensado que aprovechar para tareas que sean de estar en casa y por eso creo que es el mes ideal para aprovechar y poner los papeles de casa en orden.

Al final, en casa entre unas cosas y otras tenemos muchísima documentación que guardar. Entiendo que para muchos enfrentarse al mundo papeleo es insufrible pero os garantizo que cuando está bien clasificado y ordenado todo es una liberación. Os pongo algunos ejemplos:

  • Precisamente yo llevo un para de meses sin hacer orden y el jueves perdí un buen rato por la mañana buscando unos papeles que finalmente había dejado en la mochila de la oficina.
  • Cuando me hicieron una petición de hacienda hace un par de años no me puse ni medio nerviosa porque lo tenía todo perfectamente guardado y clasificarlo y no me supuso ningún lío mandarles toda la documentación necesaria.
  • No os digo nada, cuando tuve que rescatar unas radiografías de 2007… ese día sí que agradecí tener todos los papeles localizados.

Merece la pena hacer un esfuerzo para ponerlo todo en orden porque lo vamos agradecer en un momento determinado seguro.

Y ahora con los niños, ni os cuento lo importante que es porque los papeles de casa se multiplican así que el caos si no están ordenados también.

Primero, vamos a empezar haciendo un repaso del material para organizar papeles en casa. Todo lo necesario que tenemos que tener. El próximo día hablaremos de la documentación que tenemos que guardar y de cómo crear un sistema que nos ayude a garantizar el orden.

Material para organizar papeles de casa

Hay multitud de sistemas de organización y clasificación de papeles, tenéis carpetas colgantes, carpetas de archivo, etc. Después de haber trabajado con varios sistemas  más los que he visto en casa de mi padre -porque he de decir que toda la pericia de clasificación documental se lo debo en gran parte a él- tengo claro qué es para mi lo mejor: carpetas archivadoras resistentes de 4 anillas blancas o neutras. 

Os cuento por qué creo que estas carpetas son el sistema de archivo ideal.

Carpetas archivadoras: Por que al final lo más operativo es tener los documentos en carpetas bien diferenciados por temas amplios (documentos oficiales, temas laborales, temas educativos, etc). Al tenerlo cada uno en su carpeta es mucho más fácil de organizar y de encontrar. Además en estas carpetas, puedes apuntar el nombre del tema en el lomo y en la portada así que no tienen pérdida.

Resistentes: Tienen que durar idealmente toda la vida así que comprar unas carpetas que estén bien reforzadas, que el papel pesa mucho… y el paso del tiempo también 😉

De anillas: porque los documentos están mucho más ataditos y no salen volando cuando abres la carpeta, puedes coger una funda de cristal y llevártela y luego volverla a guardar sin tener que tocar el resto, etc.

4 anillas mejor que 2: Recomiendo particularmente las de 4 anillas porque al final los papeles pesan más de lo que parecen y en las de dos, si los tienes en fundas de plástico, acaban cediendo.

Tamaño folio mejor que A4: Aunque hoy en día casi todos los documentos son ya tamaño folio ya veréis como hay alguno que no. Bueno, y siempre están las escrituras que se salen de todos los estándares. Por eso, mejor tener una carpeta un pelín más grande que no tener una justa y que salga y se doble parte de la documentación.

El tamaño del lomo dependerá de cuántos documentos queráis clasificar pero mínimo os diría que 40mm.

Color blanco o neutro: esto ya es un tema más personal. Si encontráis unas que os pegan más pues todavía mejor. Pero la idea es que como seguramente tendrán que ser varias, si son todas iguales y de color neutro pasarán más desapercibidas y darán más sensación de orden.

Os dejo un ejemplo de uno que he encontrado en Amazon para que os hagáis una idea. Lo único es que es tamaño A4 pero os aviso que hoy en día va a ser complicado encontrar más grandes. En cualquier caso, lo importante es que lo encontréis fácilmente para que podáis tener todos iguales en caso de que necesitéis comprar más.

Otros materiales importantes

Sólo con las carpetas no es suficiente, también necesitaremos otros materiales importantes.

Puede ser que vosotros puntualmente necesitéis algo más (por ejemplo, fundas para cds, si tenéis información en este formato). Eso ya lo iréis descubriendo sobre la marcha. Seguro que un par de visitas a la papelería van a ser necesarias.

Y por último, aprovecho desde aquí a hacer un llamamiento a los empresarios del mundo de la papelería: ¿No sería genial tener unas carpetas para guardar escrituras que nunca terminan de caber bien en ningún sitio? Si alguien conoce alguna, que me diga.  🙂

Y por supuesto, cualquier otro consejo o sugerencia, ya sabéis que bienvenido es. En el siguiente post hablaremos de la documentación que tenemos que guardar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *