Un año más organizado empieza con un mes de enero organizado

Un año más organizado - enero

Seguro que muchos de vosotros os habréis propuesto que 2018 os vais a organizar mejor, ¿verdad?…. Yo también 🙂

Así que, ¿por qué lo hacemos juntos?

Estoy segura de que si nos acompañamos, se hará más llevadero y aprenderemos mucho los unos de los otros. También estoy segura de que al final de este viaje, estaremos todos mucho más ligeros de equipaje, con una sensación de tranquilidad sintiendo que todo está bien gestionado y con más tiempo para disfrutar con los nuestros.

Por lo tanto, ¡merece la pena! ¿no te parece? Así que ¡empezamos!

Mes 1: Un enero más organizado

Enero es el mes de la resaca navideña. La famosa cuesta que tenemos que subir porque hemos gastado un extra de dinero y energías y hay que afrontar el mes con un poco menos de ambas.

También es el mes de los propósitos. En diciembre, muchos hemos hecho balance del año y nos hemos propuesto cómo afrontar el que empieza. Y este espíritu de mejora y el marcarse objetivos es lo que nos impulsa a mejorar día a día así que los propósitos son un gran ejercicio personal.

Pero se junta como veis un cocktail difícil de manejar: un inicio cargado de propósitos y no mucha energía… Por eso creo que enero hay que tomárselo con cautela y no incluir muchas cosas más en nuestra lista de las que ya de por sí enero nos trae.

Por eso, quiero compartir con vosotros esta lista para que os ayude a organizaros este mes.

1. Recoger los adornos de Navidad: Sí, ponerlos hace mucha ilusión pero quitarlos es más bien tristón. Si no lo habéis hecho todavía, reservad un par de horitas una tarde de esta semana o este finde. Seguro que no os llevará mucho más pero merece la pena hacerlo con cierta calma para que no anden luego pululando velas que se quedaron sin recoger y para que el año que viene los adornos estén tan cargados de sentimientos y brilli-brilli como este año.

2. Cambios de regalos: Aunque los Reyes sean magos, a veces no aciertan 100% con la talla del pantalón o con el color del jersey. Siempre pasa así que mejor destinar una tarde en tu agenda para cambios y devoluciones.

3. Aprovechar las rebajas: Y ya que vas a tener que ir a un par de tiendas, ¡aprovecha las rebajas! Tira de tu lista de cosas que querrías comprar para completar tu armario. Y si no tienes tiempo, pues acude a la página web de tus tiendas favoritas. Cada día es más sencillo devolver lo que se compra online.

4. Revisión el calendario del nuevo año, a vista de pájaro. Aprovecha para revisar el calendario laboral para ver cómo caen este año las fiestas y aprovecha para apuntarlas en tu calendario familiar de dommuss. También está bien mirar si tenéis bien apuntados los eventos importantes que tengas ese año como bodas u otras celebraciones de las que os hayan avisado

5. Pon en marcha tu plan de acción y tus rutinas. Esto es lo más importante. Si puedes hacer sólo una de todas estas cosas, haz esta. Lo ideal es haber tenido tiempo para revisar tus prioridades y plasmar un plan de acción conforme a las mismas para el nuevo año. Seguramente este plan de acción, o tus propósitos, para que se hagan realidad necesiten de nuevas rutinas personales y familiares. Por ejemplo, si te has propuesto estar más en forma, tendrás que apuntarte a la clase de aerobox de los martes a las 19:00.

Yo por ejemplo, quiero este año incluir el yoga en mi día a día. Para eso me he comprado el libro Mi diario de yoga de Xuan Lan y estoy intentando incluir una pequeña sesión todos los días.

Seguiremos con más consejos para febrero. ¡Espero que os ayuden a vivir un año 2018 más organizado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *