Planificar el menú semanal nunca ha sido tan fácil y ¡sano!

planificar el menú semanal

Como anunciábamos hace unos meses y con algo más de retraso del que me hubiera gustado (pluriempleo y embarazo es lo que tiene), por fin hoy lanzamos la plantilla para planificar el menú semanal saludable. 

Estoy emocionada porque creo que va a ser una herramienta realmente útil para un montón de parejas y familias. No sólo para hacer más fácil y rápida la planificación del menú (que ya de por sí es un puntazo). Sobre todo, porque creo que puede ayudarnos a comer mejor. Que es lo que realmente importa.

Al final, como se suele decir, somos lo que comemos. Y la comida es una forma diaria, sencilla y relativamente económica de cuidarnos. Así que, ¡qué mejor que contar con una herramienta que nos ayude!

Para vivir más y mejor. Y disfrutar más y mejor, que es de lo que se trata, ¿no?

Pues es fácil: sólo tenéis que seguir estos tres sencillos pasos.

Sigue leyendo

Cantidades de alimentos a incluir en nuestro menú semanal

cantidades de alimentos

Seguimos avanzando en el diseño de nuestro sistema para planificar de forma sencilla los menús semanales de la familia. En este post revisábamos los distintos grupos de alimentos que hay que incorporar en nuestro menú para asegurarnos de que contamos con todos los nutrientes necesarios. Pero como comentábamos en una de las recomendaciones para elaborar nuestros menús saludables, una de las grandes claves es la cantidad. Y precisamente hoy vamos a revisar las cantidades de alimentos que hay que incluir en nuestro menú semanal. He intentado establecer reglas sencillas de recordar para que sea más fácil seguirlo día a día y semana a semana. ¡Empezamos!

Sigue leyendo

Los distintos grupos de alimentos para incluir en nuestro menú

grupos de alimentos

Este es el segundo post en nuestro camino para crear un sistema fácil y útil para elaborar menús semanales para casa y, por supuesto, que sean saludables. Iniciábamos hace unas semanas con las recomendaciones generales para planificar un menú saludable. Entre otras, hablábamos de la conveniencia de comer de todos los grupos de alimentos como la forma más sencilla de asegurarnos que ingerimos todo tipo de nutrientes. Ok, está claro pero ¿de qué grupos estamos hablando?

Pues la verdad es que depende un poco de qué informes o libros se consulten. Yo he tomado de base las de “La Guía de la alimentación saludable” editado por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria. Ya os comentaba el otro día que me parecía un informe muy completo. Me la voy a acabar aprendiendo de memoria 🙂

Sigue leyendo

Recomendaciones para planificar un menú saludable

recomendaciones menús saludables

Como ya sabéis por el post de cómo planificar la semana familiar, una de las tareas más importantes para organizar la semana de la familia y de la casa es preparar el menú semanal.

Ya os contaba entonces un poco qué pasos sigo a la hora de pensarlo e inspirarme, pero quiero ir un paso más allá y seguir desmenuzando el menú semanal familiar. La idea es al final de una serie de posts que inicio hoy, acabar con un sistema basado en una estructura o plantilla de menú semanal que nos sirva de base para cada semana sólo tener que rellenarlo. Un poco como los ejercicios de “rellena los huecos” que hacíamos cuando éramos pequeños. Cuanto más fácil lo tengamos mejor.

Y no se trata sólo de preparar el menú, que ya de por sí es útil para organizar al compra y la semana, me refiero a planificar un menú que sea además saludable, para asegurarnos de que comemos todos los nutrientes que necesitamos. La planificación nos ayuda mucho en eso ya que nos podremos asegurar de incluir las cantidades precisas en nuestro menú. Por eso, el propósito de esta plantilla no es sólo simplificar el proceso sino también y sobre todo asegurarnos de que comemos bien. De hecho, esta es una de las principales ventajas de planificar nuestro menú: que toda la familia coma mejor.

Sigue leyendo

Julio: ideas de comida

ideas de comida para julio

Julio no es un mes con grandes productos de temporada. Más bien es el mes que da comienzo a la época de verano y por eso el mes en el que hay muchas cosas que dejan de estar tan frescas. Por ejemplo, ya no es temporada para nada de casquería (ni siquiera las criadillas y moelljas, que aguantan más) ni de algunos pescados, como el mero y el salmón.

Sigue leyendo