La conciliación en República Dominicana

Conciliación en República Dominicana

El otro día ya os anuncié que quería comenzar con la sección “La conciliación en el mundo”. La idea es contar con la ayuda de familias reales de distintas partes del mundo a las que entrevistaré para entender cómo se concilia en sus países.

Con cada entrevista iremos nutriendo un interesantísimo estudio sociológico para entender distintas medidas que pueden ayudar a conciliar, cuáles son los países más aventajados y en qué lugar se encuentra el nuestro. Siempre tendemos a compararnos con Suecia y otros países nórdicos y creo que hay que ampliar el espectro para tener una visión más ponderada.

Empezamos esta sección con la entrevista a María que nos habla de República Dominicana, un país que la mayoría conocemos por sus playas y hoteles pero bastante desconocido desde el punto de vista político y social.


Nuestra familia dominicana y la vida en República Dominicana

Empezamos con María y Pedro, padres de 33 y 34 años y dos preciosos hijos de año y medio y 3 años. Desde hace años viven en República Dominicana, país natal de Pedro.

Para entender mejor el país del que estamos hablando y ponernos en contexto, vamos a revisar algunos datos básicos de la realidad en República Dominicana.

  • Tamaño y Riqueza: La República Dominicana es un país mediano de 9 millones de habitantes y algo más pobre de la media, con un PIB de 9.655 dólares por habitante y bastante más pobre que el nuestro, con un PIB per capita de 34.899 dólares según el listado del FMI de 2015.
  • Capacidad adquisitiva: La pobreza del país se refleja en la capacidad adquisitiva de los ciudadanos, los dominicanos cuentan con una capacidad adquisitiva bastante limitada, de 462 $, muy por debajo de la media mundial de 1.480 $ y de la nuestra en España, que asciende a 2.352 $. Muchos de los productos básicos no son mucho más baratos: un litro de gasolina cuesta 0,90€ y un brick de leche 1,15€.
  • Tasa de natalidad: A pesar de tener menos capacidad adquisitiva, las tasas de natalidad duplican a las de España. 20,9 vs. 10,6 hijos por 1000 habitantes por año

Medidas de conciliación en República Dominicana

  • Baja por maternidad: Remunerada por el sistema de seguridad social: 2 días para el padre y 12 semanas para la madre, de las cuales se pueden coger hasta el 50% antes del parto, o coger todo después del parto sin no te coges nada de baja antes.
  • Lactancia: por ley dispones de tres descansos al día de al menos 20 minutos, o acumulados en una hora al principio o al final de la jornada laboral.
  • Permisos: medio día al mes durante el primer año para poder llevar al niño al médico.
  • Subsidios: Cheques bebé, cheques guardería etc… que yo sepa aquí no existen. Lo único que hay parecido es un subsidio para la lactancia para mujeres que ingresen menos de aprox. 600€/mes, que consiste en un pago de entre el 5 y el 25% del salario mensual. Vendría a ser una especie de cheque bebé pero de muy poquito dinero.
  • Reducción de jornada, se puede negociar con la empresa pero no es muy común.
  • Excedencias no remuneradas no se dan por más de 2 meses y no son comunes.

Otras medidas, derechos y servicios claves para poder conciliar

  • Vacaciones: 14 días laborables, 18 días si llevas más de 5 años en una empresa.
  • Días festivos: 12 al año.
  • Calidad de la educación pública: La educación pública no es buena (por ponerlo suavemente)… En general te diría que nadie de clase media manda a sus hijos a un colegio público.
  • Coste de guardería: nosotros pagamos unos 1.500 € anuales por la guardería con horario de 8:00 a 13:00 h (sin comida). En nuestra guardería si se les deja hasta las 18:00, comen allí etc, se puede llegar a pagar unos 3.000 €.
  • Coste de colegios privados: depende mucho del colegio, y del curso. Los más pequeños pagan menos y luego va subiendo el precio. Hay muchos colegios bilingües (en su mayoría siguiendo el sistema americano). Yo estimo que se puede pagar desde unos 3.500 euros al año hasta creo que 15.000 € el más caro (no estoy segura de esta cifra). Nosotros pagamos ahora mismo en párvulos en un colegio bilingüe (Liceo Francés) unos 5.000 € al año.
  • Seguridad Social (salud, desempleo, pensiones): La sanidad pública es de pésima calidad y básicamente sólo acuden personas de muy bajos recursos, lo que obliga a tener seguros de salud privados. Los trabajos formales suelen incluir un seguro de salud básico, y el que puede paga un complemento mayor o menor para tener una cobertura mejor. Hay gente que tiene también un seguro internacional para poder ir a médicos en EEUU, pero esto es bastante caro por lo que no mucha gente se lo puede permitir. Tampoco existen las prestaciones por desempleo ni las pensiones (hay algo de pensión si cotizas, pero irrisorio). Todo esto supone una carga adicional importante para las familias.
  • Embarazo y parto: como la sanidad pública es muy deficiente por lo que la gente se suele seguir el embarazo a través de un seguro privado, y lo mismo con el parto. Es decir, la seguridad social aquí no tiene nada que ver con lo que tenemos en España. Es un servicio muy muy básico.
  • Ayuda en casa: Este es el gran plus de vivir en República Dominicana. Es muy barato y muy común tener ayuda en casa. Por ejemplo una interna te cuesta unos 200-300€. Hay gente que tiene más de una persona en casa, por ejemplo una persona que limpia y cocina y otra que cuida a los niños (nosotros tenemos una interna que hace todo, como suelen hacer en España). Ese es un aspecto que da mucha flexibilidad a los padres. En nuestro caso empezamos a llevar a los niños a la guardería al cumplir el año porque veíamos que ya necesitaban más estimulación. Creo que es bastante común que empiecen a esa edad.
  • Jornadas: La jornada escolar empieza muy temprano, pero acaba bastante temprano también. Los colegios suelen empezar entre las 7:30 y las 8:00. En nuestro caso, la guardería del pequeño empieza a las 8:00 y el colegio de la mayor a las 7:30 (uf!). El problema es que acaban a la hora de comer (entre 13:00 y 14:00), por lo que si trabajas es imprescindible tener a alguien en casa por las tardes y/o apuntarles a actividades extraescolares varias. La jornada laboral suele empezar a las 8:00-9:00, y acabar sobre las 17:00-18:00, con una hora para comer. Encuentro que es un horario que deja bastante margen para estar con los niños, hacer deporte, la compra etc.

Opiniones sobre conciliación desde República Dominicana

Para terminar la entrevista, no quería quedarme sólo con los datos objetivos de cada país. Quiero aprovechar también esta oportunidad para conocer la experiencia y la opinión de tantas familias en todo el mundo.

¿Qué es lo que más le ha ayudado a conciliar?

Trabajar a media jornada, ha sido para mi la mejor arma de conciliación.

Después de mi primer embarazo estuve trabajando unos meses desde casa, pero me resultaba muy difícil separar mi vida profesional y mi papel de madre con un bebé en casa reclamando mi atención (aunque tenía a alguien que le cuidaba)… Por eso decidí volver a trabajar fuera de casa, y me surgió la posibilidad de trabajar media jornada (cosa que sigo haciendo). Para mí esta ha sido la mejor arma para la conciliación, ya que trabajo las mismas horas que mis hijos están en el colegio, y tenemos las tardes libres. Puedo hacer cosas con ellos por las tardes y la verdad que a estas edades se agradece.

Otra gran ventaja de trabajar media jornada es que me ha permitido compatibilizar muy bien la lactancia con el trabajo (sacándome leche una vez al día en la oficina). Creo que habría sido mucho más difícil seguir con la lactancia si hubiera tenido que trabajar jornada completa. Económicamente es un sacrificio pero en mi opinión vale la pena durante los dos o tres primeros años. A partir del año que viene seguramente volveré a trabajar jornada completa otra vez.

También he tenido la gran suerte de contar con flexibilidad a la hora de trabajar desde casa cuando lo necesito.

Si pudieras elegir una medida de conciliación a implementar o desarrollar más, ¿cuál sería?

El teletrabajo, la reducción de jornada y los horarios flexibles son las herramientas más valiosas para conciliar.

Para mí la reducción de jornada, horarios flexibles y posiblidad de teletrabajo son las herramientas más valiosas a la hora de poder conciliar (o integrar) la vida laboral con la vida familiar. La más importante yo creo que es la del teletrabajo, porque hoy en día en la mayoría de los trabajos no es necesario estar presente en la oficina todo el tiempo, ni cumplir unos horarios estrictos siempre que se saque el trabajo adelante.

Claro que una baja por maternidad de un año como en los países escandinavos ayudaría bastante también 😉 Aquí con 12 semanas es bastante corta, y el padre solo tiene derecho a 2 días de baja por nacimiento de un hijo, que es poquísimo.


Mil gracias María por ser la punta de lanza de este estudio y por compartir toda esta información y tus consideraciones sobre la conciliación en República Dominicana. Está claro que conciliar en República Dominicana no es fácil así que también enhorabuena por haber encontrado el modelo que os permite construir vuestra familia y manteneros en la vida laboral. Sin duda, está siendo más complicado para vosotros allí de como lo tenemos nosotros aquí.

P.D. Puedes leer todos nuestros post sobre conciliación en nuestra sección dedicada a este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *