Cómo desarrollar un plan de acción

cómo desarrollar un plan de acción

Hola de nuevo a todos. Volvemos con un post de productividad slow, el método de organización personal que nos ayuda a simplificar, organizarnos y tener más tiempo para disfrutar. Podéis leer todos los posts al respecto en esta sección. Hoy vamos a hablar del tercer paso del método: cómo desarrollar un plan de acción.

¿Qué es un plan de acción?

Pues un plan de acción básicamente consiste en determinar las estrategias y actividades asociadas que consideramos que tenemos que llevar a cabo para conseguir los objetivos planteados para cada una de nuestras prioridades. Es decir, qué palancas tengo que tocar y cómo hacerlo para realmente conseguir mis metas.

¿Cómo desarrollar un plan de acción?

Es importante saber que puede haber prioridades que requieran un plan de acción muy sencillo -que necesiten tan sólo una o dos estrategias- y otras con un plan de acción mucho más complejo -con varias estrategias que implementar y sus consiguientes actividades.

También habrá en casos que convendrá marcar planes de acción con distintos plazos. Para los planes de acción más complejos igual interesa marcamos un plan de acción por cuatrimestre o por semestre mientras que las más sencillas con un único plan de acción al año sea más que suficiente.

Volvamos a los ejemplos con los que habíamos en los posts previos, que yo creo que va a ayudar mucho a entender lo que quiero decir.

Por ejemplo, para mi prioridad “dommuss”,  yo puedo tener dos objetivos clave: (i) conseguir ese objetivo de X.000 usuarios, y (ii) conseguir X euros de ingresos mensuales -porque hasta ahora más que una empresa es una ONG :). Para conseguir esto, el plan de acción es complejo. Por eso yo lo planteé en distintos plazos. Por ejemplo, me había propuesto un plan de acción con una serie de estrategias para antes del verano y otro plan de acción con otra serie de estrategias de septiembre hasta marzo.

Antes del verano, el plan de acción para la estrategia de aumentar la base de usuarios, incluía las siguientes acciones:

  • Mejorar el ratio de permanencia de los usuarios que estaban bajando la app:
    • Afrontar un cambio tecnológico fundamental (en el que estamos ahora trabajando (mejorando una serie de problemas que había detectado y que consideraba que estaban mermando el crecimiento de usuarios en las apps). Para lo cual necesitábamos:
    • Cambiar el equipo de programación para tener más agilidad y control sobre la nueva tecnología.
  • Conseguir financiación para poder invertir algo en comunicación y publicidad

Cuando hagáis el ejercicio, os daréis cuenta de que cada estrategia se puede ir desgranando en acciones más y más pequeñas. Por ejemplo, para cambiar el equipo de programación:

  • Definir el perfil que buscaba: contar con un freelance, contratar a una empresa, etc.
  • Definir las tareas de esta persona
  • Iniciar la búsqueda: (i) anuncios en portales (ii) a través de contactos.

A la vuelta del verano, el plan de acción para aumentar la base de usuarios:

  • Dirección del proyecto de cambio de tecnología
  • Diseñar plan de relanzamiento una vez que las mejoras estén implementadas
  • Encontrar a una agencia que me ayude con el relanzamiento

Uy, y escribiendo todo esto me doy cuenta de lo mucho que he trabajado y estoy consiguiendo en estos últimos meses 🙂

Y así se va haciendo el ejercicio… al ir desgranando las estrategias, poco a poco vamos detallando todas las acciones que debemos llevar a cabo para conseguir los objetivos marcados para nuestras prioridades.

Espero que os esté resultando útil y que muchos de vosotros ya os estéis sumando a la productividad slow. Por cierto, que si queréis que os ayude en este proceso de marcar prioridades, objetivos y planes de acción, he incluido en Dommuss STORE una sesión para poder echaros una mano y guiaros cuando os pongáis por primera vez a trabajar con esta metodología.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *