Washi tape: 5 utilidades prácticas

colgar con washi tape

El washi tape, por si alguno todavía no lo conocéis, es básicamente una cinta adhesiva decorada. Está guay porque cada vez se encuentra más variedad y más fácilmente. Hay diseños muy chulos. Y lo bueno es que el pegamento que tienen normalmente es lo suficientemente fuerte para quedarse adherido pero también se puede quitar sin dañar mucho lo que estás pegando si no lo dejas mucho tiempo.

Es un producto súper versátil. Más allá de colgar fotos, dibujos, láminas, flores para decorar la pared, que es el uso que mayoritariamente le damos, hoy os cuento algunas otras aplicaciones útiles que le doy en el día a día al washi tape.

Marcar objetos con washi tape

Marcar objetos con washi tape

Quizá es la aplicación que más me gusta. En la oficina en la que trabajo muchos tenemos apple así que despistar el cargador, los cascos o cualquier otro accesorio de la manzanita tenía mucho peligro. Por eso nos pusimos todos a marcar los propios. Muchos optaron por las pegatinas con el nombre pero yo me decanté por el washi tape. El de rayitas naranjas es el mío y sin duda, es el cargador más chulo de la ofi 🙂

Marcapáginas de washi tape

Marcar páginas con washi tape

Pero no sólo sirve para marcar objetos, también me encanta para marcar páginas de una forma más colorista y divertida. Yo aquí he utilizado el mismo washitape para todos pero se podrían utilizar distintos colores en función de lo que quieras resaltar.

Decorar con washitape

Decorar con washi tape

Me encanta el papel, la papelería y todo lo relacionado con este mundo. Y, por supuesto, me encanta enviar cartas, postales, etc. Siempre tengo mi juego de sobres y tarjetones en casa listos para cualquier ocasión. Pero a veces quiero innovar o mandar algo más alegre y divertido, así que me pongo manos a la obra con el washi tape y me quedan sobres así de chulos.

Envolver con washi tape

envolver con washi tape

Lo mismo que con las cartas. Podéis tener en casa un papel de envolver muy sencillo, como un craft, algo con colores lavados o un papel de seda como el de la foto. Para darle un toque diferente a vuestro regalo, pues un poco de washi tape y listo.

Estoy segura de que hay mil aplicaciones más así que sois también amantes del washi, contadme para qué lo usáis y ampliamos el post. Si no, ya tenéis algunas ideas para empezar 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *