Migas con pimiento, chorizo y huevos fritos

migas con pimiento, chorizo y huevos fritos

Tenía esta receta guardada pero ahora que ha vuelto un poco el tiempo más fresquito, apetece mucho otra vez. ¡Puede ser un gran plato para preparar este fin de semana! ¿no creéis? Migas con pimientos, chorizo y huevos fritos... mmmm, me entra un hambre sólo de escribirlo 🙂

Es un plato muy típico de Extremadura y de otras zonas de España con tradición rural porque lo preparaban los pastores con los restos del pan duro que les quedaba del día anterior. Así que además de riquísimo, es barato. ¡Qué más se puede pedir!

Estas migas son las que prepara mi madre, que es una gran cocinera y que como todas las grandes cocineras no sabe de cantidades exactas. Así que todo está en poquitos pero así tenemos que experimentar más y es más divertido. Nosotros también tendremos que coger ese punto alguna vez…

pan de pueblo para migas

Ingredientes de las migas:

  • Pan de pueblo, que tenga mucha miga, tipo candeal. Tiene que estar duro, por lo menos del día anterior. El nuestro es de Trujillo, que es un pan riquísimo para las migas. Si pasáis por ahí, acordaos de comprar.
  • Ajo y pimentón. El pimentón, mejor si es de la Vera.

Acompañamiento

  • Chorizo: mejor un chorizo para freír y si os gusta, un poco picante.
  • Huevos: camperos, por supuesto.
  • Pimientos: pueden ser rojos o verdes. A nosotros nos gustan mucho estos rojos que venden en Extremadura. Se conocen como pimientos choriceros porque son alargados. Como los verdes italianos pero en rojos. Si no los encontráis, con los verdes italianos también quedan ricas.

Preparación:

Primero hay que picar las migas. Tranquilamente, con un cuchillito y haciendo tertulia… Si tenéis thermomix, se puede picar el pan en tandas y queda estupendo. Si están muy secas, se les puede echar un poquito de agua por encima. Pero unas gotitas, nada más.

migas picadas

En una olla ancha y baja, para que luego podamos remover bien, se echa el aceite que haya sobrado de freír los pimientos. Se añaden los ajos cortaditos en láminas en el aceite frío. Cuando están dorados se retira la olla del fuego y se echan una o dos cucharaditas de pimentón. Cuando ya se haya disuelto, le añadimos algo menos de medio vaso de agua. Es importante hacerlo fuera del fuego para que el pimentón no se queme (porque coge sabor amargo). Se deja que todo se una durante un minuto.

Cuando ya está ligado, se echan las migas. Al principio se le da vueltas muy deprisa para que no se peguen. Hay que seguir removiendo durante aproximadamente 5 minutos hasta que las migas hayan absorbido todo el líquido y estén crujientitas por fuera. Se revisa el punto de sal, y listas.

plato de migas extremeñas con pimiento, chorizo y huevo

Lo bueno de las migas es que se pueden recalentar fenomenal, en la misma olla simplemente dándoles unas vueltas más con el fuego encendido. Así que las podéis tener preparadas de antes con el pimiento y a la hora de la comida simplemente freír el huevo y el chorizo de acompañamiento.

¡Espero que os gusten!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *