Hablamos de salud infantil con Lucía Galán, autora de Lucía, mi pediatra

salud infantil, lucía mi pediatra

Me hace mucho ilusión este post. Por dos razones, por un lado por la temática -salud infantil- y la entrevistada -Lucía Galán. Justo ahora que estoy mentalizándome de que tendremos un nuevo bebé en casa, estoy leyendo el libro de Lucía Lo mejor de nuestras vidas. Os lo recomiendo a todos los que vayáis a ser papás o que ya lo seáis y estéis en un momento en el que dudáis sobre cómo actuar. Me parece el libro más equilibrado sobre crianza que he leído, con una sólida base científica acompañada de enormes dosis de sentido común y naturalidad. ¡Estoy deseando que salga su nuevo libro Eres una madre maravillosa!

También es un post muy especial porque es el primero de Beatriz González, periodista y amiga que ha empezado a colaborar con Dommuss para ayudarme con el blog y la comunicación en general. Hace un par de años, Bea me hizo mi primera entrevista hablando de dommuss en un reportaje muy especial sobre mujeres trabajadoras y es una maravilla que podamos trabajar juntas ahora. ¡Estoy segura de que gracias a ella vamos a disfrutar de entrevistas súper interesantes!. Y ahora, os dejo con la entrevista, que si no me enrollo un montón 🙂

“Todos queremos niños sanos, pero también que sean niños emocionalmente felices, estables, equilibrados”

Quiso abrir un espacio en Internet donde recopilar toda la información que daba a sus pacientes, y los artículos de aquel blog, al que llamó Lucía, mi pediatra, empezaron a compartirse cientos de miles de veces revolucionando las redes sociales. Por fin una pediatra, que además era madre, hablaba alto y claro sobre crianza y maternidad, y el agradecimiento de los internautas llegaba en forma de millones de visitas. “Fue un sueño nunca soñado, una cosa que hice de forma instintiva sin más aspiración que la de que hubiese un espacio para leer los consejos que les daba en la consulta”, nos cuenta Lucía. Entonces aún no sabía que publicaría Lo mejor de nuestras vidas, que en dos semanas ya iba por su tercera edición; tampoco que impartiría charlas y talleres por toda España; ni siquiera que se convertiría en un referente para padres y madres de medio mundo. Ahora que su segundo libro está a punto de publicarse -el 31 de enero estará en las librerías-, hablamos con ella de salud y bienestar emocional de grandes y pequeños.

¿Qué es lo que más preocupa a los padres y madres que llegan a tu consulta?

Depende de la edad a la que vengan. Cuando vienen papás primerizos con sus bebés recién nacidos les preocupa mucho que el bebé no enferme, saber cuáles son los síntomas si lo hace, la alimentación… A medida que van creciendo y muchos niños van a la guardería o al cole ya empiezan las infecciones, las fiebres, las gastroenteritis, las bronquitis… que son los motivos más frecuentes de consulta. Cuando son más mayores preocupan otras cosas como las rabietas, los límites, el comportamiento de los niños, cómo intentar compaginarlo todo… Las preocupaciones van evolucionando con las etapas.

En más de una ocasión te hemos oído decir que lo principal es que los padres se relajen y disfruten. Y si tienen dudas, que sigan su instinto. ¿Es todo cuestión de sentido común?

Sí, creo que ahora hay muchísima información a golpe de clic que está al alcance de casi cualquier persona, y a veces el exceso de información lo que hace es desinformar. Genera miedos, alarmas, angustia… con lo cual es peor el remedio que la enfermedad. Creo que con tantísima información a nuestro alcance olvidamos lo que realmente necesitamos y sentimos, lo que nos pide el cuerpo hacer en cada circunstancia. La vida está en continuo cambio y la manera en que te sale criar a tu hijo cuando tiene un añito a lo mejor no sirve para cuando tiene cinco. Creo que tenemos que parar, preguntarnos qué es lo que necesitamos, qué es lo que necesitan nuestros hijos y utilizar nuestro sentido común, nuestro instinto maternal y paternal, que es el más poderoso que tenemos.

¿Preocupa cada vez más a los padres el bienestar emocional?

Sí, creo que poco a poco vamos metiéndolo también en el “pack”. Es importantísimo el buscar no solamente la excelencia en su salud física. Todos queremos niños sanos, pero también que sean niños emocionalmente felices, estables, equilibrados, y es importante que seamos capaces de identificar problemas emocionales que, según crecen, van a ir surgiendo. Eso nos enriquece a nosotros como padres y creo que el legado que les vamos a dejar a nuestros hijos va a ser mucho más completo.

¿Aprovechamos la consulta del pediatra también para desahogarnos?

Los padres no solamente necesitan tener a su pediatra para cuando los niños se ponen enfermos o para hacer una revisión de salud sino que también necesitan un hombro en el que apoyarse, en el que desahogarse muchas veces. En ocasiones lo único que necesitas es que te escuchen, en nuestra sociedad hay una falta de escucha importante. Cada vez lo veo más en la consulta, personas que llegan, se sientan, se relajan y te cuentan cosas que a lo mejor no te corresponden a ti pero han decidido compartirlo contigo, y en esos momentos hay que estar ahí.

¿Cómo decidiste dar el salto del blog al papel publicando Lo mejor de nuestras vidas?

Surgió a raíz de un post que publiqué, Mamá también llora, que tuvo una reperscusión viral, con cientos de miles de visitas. Estábamos en casa y mi familia comentó que si había conectado con tantas personas, quizá estaría bien contarlo en un libro. Y cuando me lo dijeron pensé que la verdad es que tenía mucho que contar, así que esa misma tarde escribí a Planeta, que fue la primera editorial que me vino a la cabeza, y la sorpresa fue impresionante cuando a los dos meses me contestaron diciendo que querían que cogiera un avión porque me esperaban en Barcelona. Así empezó esta aventura.

¿Te sientes cómoda en tu faceta de escritora?

Siempre me gustó escribir, desde pequeñita. Incluso gané algún concurso literario cuando era niña. Es una pasión que tenía ahí oculta y que solo compartía con los míos, pero a raíz del blog, y ahora de los libros y todo lo que ha venido después, la verdad es que ha explotado y estoy feliz. Me encanta. ¡Me apasiona!

Muchos padres y madres se sintieron identificados con lo que leyeron en Lo mejor de nuestras vidas. ¿Crees que fue la clave de su éxito?

Creo que la clave fue escribir no tanto desde el punto de vista de pediatra, que también, sino desde el punto de vista de madre. La maternidad y paternidad es un sentimiento universal, todos celebramos las mismas alegrías y lloramos las mismas penas independientemente de la profesión que tengamos. Y yo creo que el hecho de que un médico, o una pediatra en este caso, baje un poco de ese pedestal donde normalmente la sociedad coloca a los médicos y se vea que es un mortal más, que ha tenido sus problemas, que sus hijos tienen los mismos miedos que tienen los suyos y que compartimos el mismo viaje, ayuda y sirve para conectar. Sobre todo no te sientes solo, que es muy importante.

Entonces, ¿nos unen más cosas de las que nos separan?

Sí, cada uno tenemos nuestra profesión pero las emociones son todas iguales, lo que pasa que tenemos distintas maneras de gestionarlas. Este camino es muy similar para todos. Yo lo veo en la consulta porque a medida que me van contando problemas mis pacientes veo que son los mismos que yo he afrontado hace años, es un feedback en las dos direcciones.

¿Cuál dirías que es el principal reto al que se enfrentan los padres y madres de hoy?

Conseguir un adecuado equilibrio entre nuestra profesión y nuestra vida personal. A veces le damos mucha importancia a nuestra profesión porque cuando te dedicas a algo que te apasiona adquiere una importancia considerable en tu vida, y ahí hay una barrera importante a la hora de conciliar, de despojarnos del sentimiento de culpa, de olvidarnos de una vez por todas de que no llegamos a todo, que no somos perfectos y lo hacemos de la mejor manera que podemos, al igual que es importante no olvidarnos de nuestra parcela personal, como mujer o como hombre más allá de la maternidad o de la paternidad. Nuestros hijos son lo mejor de nuestras vidas, sin ninguna duda, pero antes de ser madre yo era mujer, tenía mis opiniones, mis gustos, mi tiempo libre, y creo que a veces nos obsesionamos con intentar dar lo mejor de nosotros en la maternidad y nos olvidamos de nuestro yo más personal. Eso genera un coste en las familias que pasa factura porque has podido dejar demasiado de ti intentando hacerlo bien y al final hay que rehacerse y reencontrarse, y eso es complicado.

¿Qué vamos a encontrar en Eres una madre maravillosa?

Una maternidad y una paternidad real, sin filtros, al desnudo, con las luces y las sombras. Este libro lo escribí como la obra que me hubiese gustado leer antes de convertirme en madre. Escuchamos todas las maravillas de la maternidad pero la gente se guarda en el tintero las cosas menos bonitas, y considero que tenemos que conocerlas para que cuando lleguen esos momentos, sepamos afrontarlos con entereza y optimismo. Por eso está plagado de experiencias personales, es un libro mucho más personal que Lo mejor de nuestras vidas. Pero también tiene experiencias profesionales porque hay familias absolutamente inspiradoras, además de muchos niños, muchas mamás y muchos papás con los que creo que la gente se va a sentir muy identificada.

¿A quién va dirigido? ¿A padres y madres novatos o experimentados?

A ambos: a quienes se vayan a enfrentar a la maternidad y paternidad por primera vez y también a quienes ya tengan experiencia. Está escrito desde un punto de vista mucho más maduro, el mayor de mis hijos va a hacer 10 años, y creo que para los padres con hijos más mayores el libro supone un chute de energía, de decir: “Bueno, no lo estoy haciendo tan mal”. Creo que sirve para reafirmarse en este camino que, a pesar de las dificultades, sin duda es el viaje más apasionante de tu vida. Espero que cuando termines el libro te apetezca salir de marcha con tus amigos y decir: “¡Olé, olé y olé!”. Al menos ese es el sentimiento que quiero que quede cuando lean la última página.

6 pensamientos en “Hablamos de salud infantil con Lucía Galán, autora de Lucía, mi pediatra

  1. Qué interesante. Había visto a Lucía mucho por las redes sociales pero no sabía exactamente el por qué de su éxito. Me ha encantado la entrevista; en cuanto pueda me hago con los libros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *