Organización familiar y doméstica para abril

organización doméstica y familiar para abril

¡Ya hemos llegado a abril! Y hoy me sorprendía hablando de todo lo que quiero hacer en 2019 como si me quedara todo el año por delante… Pero no, ya nos hemos comido un trimestre entero. Como siga así llegamos a las vacaciones de verano y ni me entero.

Pero bueno, vamos con lo nuestro. ¿seguimos con nuestra año de organización familiar y doméstica? ¡Genial!

Abril creo que debemos plantearlo como un mes tranquilo. Por tres razones. Primero porque llevamos tres mesecitos bastante intentos y de vez en cuando hay que parar un poco.

Segundo porque además, así podemos aprovechar para terminar alguna de las cosas que nos hayan quedado a medias. El resto, ya las retomaremos el año que viene. Poco a poco.

Y tercero, porque está la Semana Santa de por medio y si nos vamos unos días por ahí, siendo realistas, no tendremos tanto tiempo.

Por eso este mes sólo vamos a concentrarnos en dos tareas más sencillas:

Sigue leyendo

Empezar a valorar a las personas con una nueva perspectiva

nuevas lentes para valorar a las personas desde otra perspectiva

El dinero es una herramienta útil en la sociedad. Nos sirve para intercambiar productos y servicios de forma muy muy sencilla.

Nos sirve también para tasar y por tanto comparar cosas. Pero el dinero tiene sus propias reglas que influyen en cuánto cuestan las cosas. Hay dos factores que influyen mucho en cómo el dinero tasa bienes o servicios:

  • La escasez y accesibilidad: las cosas menos disponibles o de más difícil acceso son las más caras y las más abundantes o accesibles las más baratas. Así por ejemplo las caballas en verano son muy baratas cuando yo las considero un manjar.
  • La capacidad de generar dinero: Todo aquello que es capaz de generar dinero, automáticamente se aprecia enormemente. El dinero llama al dinero. Y así, Cristiano Ronaldo gana cantidades ingentes de dinero, fundamentalmente porque luego genera cantidades aún mayores.

Por lo tanto el dinero en sus tasaciones tiene importantes sesgos. 

El problema es que el dinero es una parte tan intrínseca de nuestro día a día y de la forma que está estructurada la sociedad, tendemos a simplificar y solemos utilizar el dinero como vara de medir de casi todo sin tener en cuenta los sesgos. 

Sigue leyendo

5 Consejos prácticos para organizar la semana 

consejos para organizar la semana

Ya hablamos en su momento de cómo planificar la semana para que nosotros decidimos qué tareas hacer y dónde poner las energías. Así nos aseguramos de hacer cosas que trabajen en nuestras prioridades para ayudarnos a conseguir nuestros objetivos y no dejarnos arrastrar por dinámicas o agendas ajenas.

Hoy os traigo cinco consejos adicionales, más prácticos, para organizar la semana de manera que sepamos ser eficientes, hacer lo que nos proponemos y no sobre todo que tengamos el control de los tiempos y no vayamos a la carrera constantemente.

Sigue leyendo

El planificador semanal, la herramienta perfecta en versión papel y digital

planificador semanal

Volvemos con nuestra planificación semanal, dentro de nuestro método de organización personal Productividad Slow. Hace un par de semana veíamos cómo planificar la semana. Hoy quiero enseñaros la herramienta que podemos utilizar y que nos puede ayudar un montón: el planificador semanal.

El planificador semanal tiene que ser un espacio en el que a golpe de vista podamos ver lo que tenemos que hacer durante la semana. Esto nos va a ayudar en dos sentidos:

  • a distribuir tareas cuando estamos contemplando la planificación semanal;
  • a hacer seguimiento de estas mismas tareas a medida que vaya transcurriendo la semana.

Yo tengo dos versiones de planificador: uno en papel y otro digital, el planificador semanal de dommuss. Los uso los dos en función de la semana que tenga.

Sigue leyendo

Cómo planificar la semana para sacarle partido

planificar la semana

Seguimos desarrollando el método de productividad personal. Nuestro método de productividad slow para organizarnos y disfrutar. Siempre repito lo mismo, se trata de organizarnos para hacer todo lo que tenemos que hacer lo mejor posible y luego tener tiempo para disfrutar pasando tiempo con los nuestros, con nuestras aficiones o simplemente descansar.

Ya hablamos de tener las prioridades claras, fijar unos objetivos ambiciosos pero realistas y tangibles, y establecer un plan de acción para conseguirlos.

Pero además de todo eso, es imprescindible planificarse y distribuirse bien el tiempo para poder hacer todas esas cosas que hemos planteado en el plan de acción. Para hacer realidad nuestro plan de acción y así conseguir nuestros objetivos.

Considero que lo ideal es planificarse semanalmente porque una semana es el ciclo natural de trabajo y al que estamos acostumbrados.

Sigue leyendo