Cómo reciclar bien en casa… pensamos que sabemos pero en realidad no lo hacemos del todo bien

Hace mucho que llevo queriendo escribir este post sobre el reciclaje pero últimamente no estaba siendo capaz de sacar tiempo para hacerlo tranquilamente. Este es la última de 5 recomendaciones para convertirnos cada día en familias más ecológicas. 

Ya hemos dicho que antes de reciclar hay que reducir y reusar pero, no nos engañemos, aunque nos lo propongamos, seguiremos generando un montón de residuos. Por eso, para evitar contaminar con nuestros residuos es fundamental que aprendamos a reciclar bien en casa. 

Primero, aprender a separar

El primer paso es aprender a separar bien la basura que generamos en casa.

Hay cuatro contenedores que nos ayudan a reciclar -amarillos, azules, verdes y marrones (estos últimos sólo disponibles en algunos municipios). Lo que incluyamos ahí se reciclará.

Adicionalmente tenemos el gris con la tapa naranja que es la basura de toda la vida, donde incluiremos los restos. Lo que es importante entender es que lo incluyamos ahí no se recicla, se llevará directamente al vertedero.

Sigue leyendo

Organización familiar y doméstica para septiembre

Ya estamos aquí, de vuelta después de muchos días de descanso y de desconexión (aunque nunca parezcan suficientes). Me imagino que la mayoría de vosotros también. Las vacaciones son claramente una época de desconexión del trabajo (de fuera de casa) pero idealmente hay que desconectar lo máximo posible del trabajo de casa también 🙂

Me imagino que igual si habéis tenido que pensar algún menú y/o encargaros de la ropa si estabais en una casa, pero por lo menos no hay que ocuparse de mucho más.

En cambio septiembre es casi lo contrario, un mes en el que volvemos con la organización familiar y doméstica “a tope” (como dice mi hijo).  Así que, como otros meses, voy a intentar resumir las tareas y cometidos clave para este mes para que nos ayuden a enfrentar la vuelta lo más organizadamente posible.

Sigue leyendo

Vivir 100 años: cómo afectará a las familias la longevidad

vivir 100 años

Hace unas semanas he terminado de leer un libro que me habían regalado: La vida de 100 años: vivir y trabajar en la era de la longevidad.

Es un libro muy recomendable. Si os gusta la sociología, os va a apasionar. Yo me lo he leído como si fuera un thriller… Mi marido no daba crédito que me estuviera enganchando tanto a un libro así pero es que me ha encantado. Me parece súper acertado el planteamiento que hace.

El libro nos enfrenta a una realidad que vamos a tener que vivir muchos de nosotros y, sobre todo, muchos de nuestros hijos: llegar a ser personas centenarias. Es decir, vivir 100 años, o más.

¿Qué supone vivir 100 años? Como cuentan los autores del libro, nos lo deberíamos tomar como una bendición: tener unos 15 años más de vida para disfrutar y emprender proyectos, etc. Pero también se puede convertir en una maldición, porque se trata no sólo de vivir sino de vivir bien. Es decir, también hay que pensar cómo financiar una vida tan larga.

Sigue leyendo

Sandwich con ventana: una cena fácil para toda la familia

sandwich con ventana

Cuando pienso en los platos que más me apetecían para cenar cuando era pequeña siempre me acuerdo de una especie de flamenquines con pollo que os he enseñado algún día en Instagram y este sandwich con ventana, que es muy rico y además divertido porque cada uno tiene una técnica para comerlo 🙂 Los dos a mi madre le quedaban, ¡¡mmmm!!

Por eso, cuando desde Bimbo me escribieron para que pensara en alguna receta con sus panes, en seguida me vino esta a la cabeza.

Ingredientes del sandwich con ventana

Es una receta sencilla que se compone de ingredientes que gustan a todos:

Sigue leyendo

Organización familiar y doméstica para mayo y junio

Seguimos con nuestras pautas de organización familiar y doméstica. Os diré que yo, del mes pasado no he conseguido hacer casi nada: ni limpiar cajones de baños ni estanterías.  Pero sí terminé los álbumes de fotos que había empezado en febrero. No pasa nada, hay meses que no se puede y punto. Ya lo haremos más adelante 🙂

Esta vez, en lugar de para un mes, la organización familiar y doméstica será para dos meses: mayo y junio. 

La verdad es que las tareas que hay que hacer estos meses son bastante intercambiables de mes, y en función del tiempo que haga y de vuestros planes para el verano convendrá hacer antes unas u otras.

Sigue leyendo