Renta del 2013: recta final

Declaración de la renta

Estamos en plena época de la declaración… y no de amor (aunque si se tercia, no le hacemos ascos), sino de la temida declaración de la Renta. Yo hoy he estado todo el día con ello y os dejo algunos consejos para intentar hacerla algo más sencilla.

#1 Mensajeate con la Agencia Tributaria

Sí, sé que no apetece mucho pero ten en cuenta que de todas formas ya saben todo sobre nosotros, hasta los doce míseros céntimos de euro que hemos ganado con el depósito del banco. Por eso, dales el móvil, que por lo menos este dato te hace la vida más fácil. Si tienen tu teléfono, te avisan cuando tienes disponible el borrador y también si el resultado de la renta te sale a devolver, te mandan un mensaje cuando han ordenado la devolución. Ahora que casi no se reciben SMS, es sin duda uno de los más felices del año. 🙂

# 2 Usa los recursos de la Agencia Tributaria

Recuerda que Hacienda somos todos así que aprovecha y usa los recursos que la Agencia Tributaria pone a nuestro alcance. ¡Son muchos!

Si tienes una renta fácil, por ejemplo si trabajas por cuenta ajena con sólo un pagador y tienes algunos rendimientos bancarios sencillos (de depósitos y cosas así), lo más probable es que la Agencia tenga todos los datos que necesitas y puedas tirar con la declaración que ellos te hagan. Para este caso, hay tres opciones:

  • Si pediste que te mandaran el borrador el año pasado, te habrá llegado y simplemente tienes que revisarlo y confirmarlo si está bien o modificarlo si hay algún dato que cambiar.
  • Si no lo hiciste, puedes pedir el borrador ahora en este apartado de su página web usando el certificado electrónico, el PIN 24horas o completando unos datos de la declaración del año pasado.
  • Si no tienes nada de esto (ni certificado, ni PIN, ni conservas la declaración del año pasado), puedes pedir cita previa en una de sus oficinas llamando al 901223344 o a través de este apartado de la web. Vas allí el día que te hayan convocado y en el momento te hacen la declaración.

declaración de la renta

Si tienes una renta más complicada, como yo por ejemplo, que este año he tenido rendimientos del trabajo pero también rendimientos de actividades económicas, no te van a hacer el borrador ni te van a dar cita previa para rellenarlo en una oficina de la agencia tributaria. Entonces, los pobres profesionales y empresarios ¿qué hacemos?

El primer consejo, aunque sea un poco obvio, es que te reserves una mañana o una tarde tranquila, sin interrupciones y con acceso a toda la información que necesitas: movimientos del banco, datos de la escritura de hipoteca o del inmueble si tienes alguno, las facturas y los gastos de tu actividad, etc.

Para los casos de rentas complicadas yo recomiendo bajarse el programa PADRE, el Programa de Ayuda para la Declaración de la Renta. Una vez que lo tengas instalado, puedes incorporar los datos fiscales que tiene hacienda sobre ti y así tienes mucho menos que rellenar. Para esto, tienen una función de ayuda que sale al abrir el programa. Una vez que has importado estos datos, luego tienes que ir pantalla a pantalla rellenando los que te falten.

programa padre

Cuando tengas dudas:

  • Pulsa la función de ayuda (el botón con el símbolo de interrogación). Está divivida por temas y a su vez por subtemas. Es relativamente fácil encontrar lo que se necesita y la explicación y se entiende razonablemente bien.
  • Aún así, seguro que te quedarás con dudas, puedes llamar al teléfono de asistencia: 901335533. Apúntate bien las dudas porque es de los de pago… 🙂

Por último, si tienes a algún amigo, gestoría o asesor fiscal que te vaya a ayudar, de todas formas, es conveniente que por lo menos tengas sacados los datos fiscales. Si no te los han mandado, los puedes solicitar aquí.

#3 En cualquier caso siempre revisa revisa y revisa

Ninguno queremos tener problemas con hacienda… De hecho, cuando llegan esos sobres negros de la Hacienda Tributaria, la mayoría nos echamos a temblar. Así que haz la declaración con un poco de tiempo para no tener que lanzarla nada más hacerla. Déjala dormir y cógela de nuevo otro día para repasarla con calma y resuelve las dudas antes de enviarla.

También es importante revisarla para asegurarnos de que nos estamos beneficiando de todas las deducciones posibles. Las deducciones es lo que la Agencia no suele incluir tan alegremente. Recuerda que hay tanto deducciones estatales (por vivienda, por donaciones, por aportaciones a mutuas, por participaciones en empresas de nueva creación como hablamos en este post etc) y las autonómicas. Pregunta a amigos que estén en una situación como la tuya para asegurarte de que estás contemplando todas.

Bueno, pues espero que con todos estos consejos este año la declaración te resulte más sencilla. Ahora, paciencia y al ruedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *