Movimiento slow

Movimiento slow

No sé si habréis oído hablar del movimiento slow. Yo ya oí hablar de él hace muchos años, hacia el 2005-6, cuando todavía trabajaba en un gran despacho de abogados inglés sin volver a cenar 3 de cada 5 noches a la semana. Entonces, pensar vivir más despacio, parecía algo muy alejado de mi día a día…

Y os preguntaréis, ¿qué es esto de vivir slow?

La intención del movimiento slow es iluminar la posibilidad de llevar una vida más plena y desacelerada, haciendo que cada individuo pueda controlar y adueñarse de su propio periplo vital.

Creo que este movimiento tiene todo el sentido del mundo. Por lo menos, en países desarrollados y especialmente en entornos urbanos en los que todos vivimos acelerados. No hay más que ver cómo va la gente por el metro o cuántas veces no nos damos cuenta de que estamos cruzándonos con un conocido porque vamos tan inmersos en hacer todo lo que tenemos por delante ese día que ni nos fijamos en lo que realmente tenemos por delante en ese momento.

Yo, desde luego, firmo la intención al completo. Quiero tener una vida más plena, quiero tener una vida más desacelerada y quiero controlar mi periplo vital. ¿vosotros?

Según el movimiento, la clave reside en un juicio acertado de la marcha adecuada para cada momento de la carrera diaria. Se debe poder correr cuando las circunstancias apremian y soportar el temido estrés que en demasiadas ocasiones nos embarga; pero a la vez saber detenerse y disfrutar de un presente prolongado que en demasiados casos queda sepultado por las obligaciones del futuro más inmediato.

Este movimiento se ha ido desarrollando y se encuentra asociado fundamentalmente a la comida, la slow food, en oposción al fast food. Pero también están empezando a surgir slow cities.

Más allá de que lo slow impregne sitios o comidas, creo que es un estilo de vida y como tal hay que vivirlo. Creo también que las vacaciones de verano son idóneas para comenzar a ponerlo en práctica. Por si os animáis, os dejo con algunos trucos para empezar a vivir más slow.

  • Tómate una infusión con los pies apoyados fuera de la ventana. No hacerlo mientras conduces.
  • Invierte calidad de tiempo en la bañera, y si es acompañado mejor.
  • Escribe estas palabras en un sitio visible: Hacer varias tareas a la vez es no hacer ninguna bien.
  • No te veas forzado a responder con rapidez, tómate tu tiempo.
  • No lleves el reloj encima, no te preocupes que sabrás la hora.
  • Bosteza a menudo. Bostezar es bueno para la salud.
  • Escucha una pieza de música de Mozart en su tempo original.

Voy a seguir profundizando sobre este tema y os seguiré contando. Aprovechad para disfrutar de cada momento estas vacaciones. Si os apetece, me encantaría que me mandárais vuestros momentos slows con el hashtag #dommuss_slow. Yo me tomo unos días de descanso del blog pero iré subiendo mis fotos y videos.

¡Felices vacaciones!

Información sobre el movimiento obtenida de www.movimientoslow.com/es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *