Los propósitos de 2014 empiezan el 20 de enero

This post is also available in: Español

Propósitos y deseos

Casi todos los años, durante sus últimos días, empiezo a pensar en las propósitos para el año siguiente. Cualquier excusa es buena para pararse a pensar, hacer balance y plantearse las cosas que nos hacen feliz y nos funcionan y las cosas que no nos funcionan tanto y que podríamos cambiar. Pero este año, ¡he pensado hacerlo de forma diferente!.

Este año los propósitos de año nuevo empiezan el 20 de enero. Empezar a cambiar las cosas el 1 de enero es tarea casi imposible. Por ejemplo, muchos nos proponemos adelgazar. Claro, después de un montón de días seguidos comiendo como limas, ya hemos cogido unos kilillos que muy probablemente se suman a alguno extra que nos acompañaba ya. Pero, ¡cómo se va a adelgazar el día 1 de enero! cuando probablemente nos levantemos con algo de resaquilla, en pocas horas nos enfrentemos a la enésima comida familiar con foie, jamón y esas cosas a las que no se puede decir que no y con los deliciosos roscones a 5 días vista. ¡Imposible! Pero no sólo para adelgazar, cualquier otro propósito es difícil de emprender en esas fechas. La primera semana, vienen los Reyes lo que significa compras, visitas, cenas, roscones, más compras…La siguiente semana, volver a trabajar con buen humor y energía ya es suficiente propósito, no creéis. Por eso, yo este año, he decidido darme de margen hasta mañana.

Mañana empiezo a comer bien y a apuntarme definitivamente a las clases de baile que tanto me apetecen. También voy a empezar a darme margen para pensar las cosas que me propongan para entender si realmente me apetecen y me encajan (tengo tendecia a comprometerme enseguida y luego acabo agobiada con mil cosas) y a, de vez en cuando, tener que decir que no.

Además, este año no van a ser sólo propósitos, como dice mi amiga Paloma: propósitos pero también deseos. Esta muy bien esforzarse para cambiar cosas, eso es lo que nos hace crecer y mejorar. Pero también hay que tener ilusiones. Y dicen que si deseas muy fuerte muy fuerte se cumple, ¿no? Yo, sin duda alguna, este año tengo la gran ilusión de que ¡¡dommuss triunfe!!  Y también de seguir triunfando a nivel personal y poder seguir disfrutando tanto de mi marido, mi familia y mis amigos, que hacen mi días geniales.

Me he hecho un tarjetón para tenerlo en mi mesa y recordarlos durante el año.

¡Ánimo con vuestros propósitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *