Cinco restaurantes de playa donde las vacaciones saben mejor

Restaurantes de playa

Los restaurantes de playa no siempre cumplen las expectativas de los más exigentes. O esa era la idea que teníamos hasta hace unos años: el chiringuito está muy bien para tomarse algo fresco y llenar el estómago con cualquier cosa, pero no para disfrutar de materia prima excelente cocinada con esmero como en un local de cinco tenedores.

Sin embargo, ahora la realidad es otra. Es cierto que siguen existiendo centenares de chiringuitos para salir del paso, pero ahora la oferta también incluye restaurantes de playa donde, si no fuera porque llevas el bañador debajo y tienes arena en los pies, te parecería estar en uno de los mejores restaurantes de cualquier ciudad donde se cuida la gastronomía.

Y eso es todo un puntazo teniendo en cuenta que hay pocos placeres como el de comer como un rey después de pasar una mañana disfrutando de playa, baño y ocio con mayúsculas. Así las vacaciones saben mucho mejor. Por eso hemos pensado en compartir nuestra lista de restaurantes playeros de diez. Y hay muchos más, esto es solo el aperitivo. ¡Buen provecho! Sigue leyendo

Este verano, ¡cuidado con las picaduras!

PicadurasCasi todo lo que asociamos con el verano es apetecible: vacaciones, playa, familia, cenas al aire libre… Pero a los que ven el vaso medio vacío seguro que no se les olvida que esta época es también la preferida por insectos y animales marinos para dejar su particular huella en nosotros a través de sus picaduras.

Mosquitos, avispas, abejas, medusas, peces araña, erizos de mar… Casi todos hemos sufrido la picadura de alguno de ellos, y seguramente habrá sido en verano. Es entonces, con el calor, cuando suelen darse las plagas por las que media España acaba con picaduras. Y los niños, que son los que más tiempo pasan al aire libre, casi siempre son sus principales víctimas. Sigue leyendo

Planificando la casa ideal: funcional y agradable

La casa ideal

Ya sabéis que me encanta la casa y también que me encanta teorizar… Así que esta vez he unido ambas inquietudes y he estado reflexionando sobre cómo debería ser la casa ideal.

Es algo que tengo en la cabeza desde hace tiempo porque llevamos ya meses pensando cambiarnos de casa. Sobre todo para tener algo más de espacio antes de la llegada del garbanzo… pero finalmente nos ha pillado el toro. Tendrá ya que ser después, más tranquilamente. Y, como dice siempre María Gallay de Organización del Orden, una mudanza podría ser una gran oportunidad. Y creo que en nuestro caso, si nos mudamos sería un gran momento para replantearnos nuestra casa. Así que en esas estoy. 

Dando vueltas he llegado a la conclusión de que la casa ideal tiene que tener dos características fundamentales: ser funcional y agradable. Esto no es mucha novedad, ya Vitruvio, tratadista y arquitecto romano del siglo I a.c., habló de que los edificios públicos debían cumplir con los principios de firmitas (solidez), utilitas (utilidad) y venustas (belleza). En nuestro caso, el firmitas lo damos por hecho, porque no nos vamos a encargar de construir la casa pero las cualidades de utilidad y belleza me parecen muy rescatables.

Sigue leyendo