Gestión del tiempo

gestión del tiempo

Hay que rellenar nuestra agenda siguiendo el orden de nuestras prioridades para llegar a esa sensación de orden, paz y de que nosotros controlamos la agenda y no es la agenda la que nos controla a nosotros.

Cada acción, requiere una dedicación. Cada día, tiene 24 horas. El tiempo es finito. La clave es decidir a qué se lo dedicamos. De hecho, la gestión del tiempo es quizá lo más difícil junto con la priorización de la organización personal y de toda la organización y gestión de proyectos en general.

Hoy os quiero contar el método que empleo para la gestión del tiempo. Un método al que he llegado después de mucho tiempo dedicada a la gestión de múltiples proyectos a la vez. Después de probar muchas técnicas distintas, he comprobado que éste sistema es el que me permite ser más fiel a la filosofía de la productividad slow: ser más efectiva sin dejar de lado mis prioridades y sin acabar cayendo en la trampa de la productividad. Lo podéis utilizar tanto para organizar y gestionar vuestro tiempo personal como para el trabajo. 

Sigue leyendo

Amor: una deliciosa receta de tres ingredientes

amor

Un día a día agradable, un ilusionante futuro en común y un gran potenciador. Así veo yo el amor.

Hoy es el día de San Valentín, el día de los enamorados y aunque no es un día que tengamos mucha costumbre celebrar, da igual… qué buena excusa para pensar, hablar y sentir el amor. Porque, aunque suene muy cursi, es así: el amor es uno de los grandes motores de la vida. Es de las cosas que más llenan, que más nos movilizan y nos hacen sentirnos plenos y disfrutar. Muchas veces pienso cómo les hablaré a mis hijos de los temas importantes de la vida y el amor, es sin duda, unos de ellos.

El caso es que las cosas que a veces parecen enormemente complejas, se pueden resumir de la forma más sencilla. Y en este sentido, creo que cuando sean más mayores y empiecen a tener preguntas sobre el amor o empiecen incluso a experimentarlo en su propia piel, les contaré que como yo lo veo, hay tres ingredientes esenciales para saber si hemos dado con la receta del amor: que el día a día junto a la otra persona sea agradable, que tengamos valores y proyectos de vida que puedan marcar un futuro en común, y que la otra persona nos ayude a lucir una gran versión de nosotros mismos y no lo contrario.

Sigue leyendo

Balance y propósitos: 2017, un año para simplificar

simplificar

Los ciclos nos ayudan. Nos marcan un fin y un principio. Esto segundo es lo importante, un principio, pues nos da la oportunidad de empezar. Y el fin de un año marca el fin de un año y el comienzo de otro nuevo y contamos con una nueva ocasión para reflexionar y replantear o cambiar si es necesario. Lo difícil es encontrar el hueco estos días para poder hacer la reflexión ¿verdad?

Yo no lo he hecho con la tranquilidad que me hubiera gustado, he tenido que reflexionar un poco a trompicones, a ratitos… Muchas noches cuando estaba esperando a que la lenteja se durmiera y otras muchas cuando me metía en la cama sin libro para pensar. Ratos en cafetería con papel y boli y vueltas a casa andando con tranquilidad.

Sigue leyendo

La importancia de fijar objetivos

fijar objetivos

Hola a todos de nuevo. Sigo desgranando en distintos artículos las claves y pasos para organizarse mejor, siempre siguiendo nuestra filosofía y sistema de productividad slow. El otro día hablábamos de la base de todo: las prioridades. Hoy hablaremos del que desde mi punto de vista debería ser el segundo paso: fijar objetivos. 

Partimos de la base de que ya hemos la reflexión de cuáles deben ser nuestras prioridades y las hemos escrito -por orden- en una lista. Pues ahora lo importante es ponerse objetivos. Porque los objetivos a lo que nos ayudan es a enfocarnos y tangibilizar esa prioridad. Como decía Antoine de Saint-Exupéry “un objetivo sin un plan es sólo un deseo”. 

Sigue leyendo