Botiquín de primeros auxilios

Es fundamental tener en casa un botiquín a mano. Si se usa poco, pues mucho mejor. Pero los días que se necesita, tiene que estar al día y bien equipado. Ayer me vino de cine tener paracetamol en casa cuando por la tarde de repente me subió la fiebre a 38,5 casi sin avisar.

Aprovechando que estuve un día comiendo con mi amiga María que es médico, repasé con ella el contenido básico que tendría que tener nuestro botiquín para casa. También lo estuve viendo con mi suegro que a parte de ser médico tiene 5 hijos y muchos nietos; experiencia sobrada en la materia.

Recordemos que el botiquín de casa es fundamentalmente útil para primeros auxilios, que es lo que exige respuesta rápida. Por eso debe incluir las cosas que tenemos que tener para un accidente: corte, herida, golpes… También es útil que tengamos a mano medicamentos muy básicos, que no necesitan receta y que usamos a menudo.

Los demás medicamentos mejor comprarlos cuando lo prescriban los médicos en función de las necesidades concretas de cada paciente. No se trata de tener todo que si no luego se nos caduca y es un gasto innecesario.

¿Qué debe incluir un botiquín básico?

material primeros auxilios

Material para cortes, heridas o quemaduras: es fundamental tener material de cura porque ¿quién no se ha cortado algún día en la cocina, verdad?

  • Desinfectante: como Betadine, alcohol, agua oxigenada. Ahora venden Betadine en dosis más pequeñas. Muy útil para que no se quede el tapón pegado de un uso al siguiente, que a mi me ha pasado más de una vez. Para bebés no se recomienda usar yodo y si vais a usar alcohol, que sea de 70º en lugar del alcohol de 96º. Podéis preguntar a vuestro farmacéutico para cada caso.
  • Gasas esterilizadas: casi mejor comprar de las que vienen en sobres de una o dos gasas para asegurarnos que cuando usamos unas no manchamos las demás.
  • Algodón: el algodón es muy útil para cortar sangrados de nariz.
  • Material para bendar: Bendas y esparadrapo.
  • Tiritas: mejor comprar una caja con tiritas de varios tamaños para usar en función de la herida.
  • Steri-strip: son los famosos puntos de papel. Casi tan fáciles de poner como una tirita y muy útiles para cortes profundos.
  • Suero fisiológico: el suero fisiológico es un producto multisuos, sirve para limpiar heridas, ojos o nariz cuando están irritados.
  • Pomada para quemaduras. Si no tenéis, siempre se puede usar el remedio casero de la pasta de dientes. En cualquier caso, y aunque nos lo pida el cuerpo, no es recomendable poner la quemadura bajo el chorro de agua fría ni con hielos.

Para un golpe/contractura o dolor muscular:

  • Crema anti-inflamatoria, para poder aplicar en contracturas o golpes, como voltaren.
  • Un medicamento antiinflamatorio como Ibuprofeno
  • Bolsa de hielo: El hielo es lo mejor para bajar las hinchazones producidas por golpes pero en contacto directo con la piel, la quema. Si no tenéis bolsas para esto, podéis usar una bolsa de plástico cubierta por un par de trapos de cocina, que es lo que suelo usar yo y funciona perfectamente.

Otros medicamentos básicos:

  • Protector de estómago: como omeoprazol. Muy útil también si tenéis que tomar medicamentos como ibuprofeno bastante seguido, porque os pueden ayudar a prevenir gastritis.
  • Antiácido: Almax, Bicarbonato o sal de furtas, el que má eficaz sea para vosotros.
  • Aspirina o paracetamol: imprescindible tener en casa para aliviar dolores de cabeza y bajar la fiebre.
  • Alguna pomada o loción para picaduras de insectos

Accesorios

accesorios botiquín

  • Tijeras: se necesitarán unas tijeras para cortar gasas o vendas.
  • Termómetro: ya sabéis que los de mercurio no se comercializan por contaminantes así que compraros un termómetro digital.

Otras recomendaciones para vuestro botiquín:

  • Guardarlo en una caja ex profeso para que no se mezcle ni se confunda con otras cosas. Podéis comprar una especial de botiquín como esta de alumnio o una para colgar en la pared.
  • Revisar el botiquín cada cierto tiempo para reponer los medicamentos caducados. Acordaros de llevarlos a reciclar a las farmacias.
  • Mantener los medicamentos en su caja con su prospecto para poder leer las contraindicaciones o modo de empleo en caso de dudas.
  • No dejarlo al alcance de niños ni mascotas.
  • Guardarlos en un lugar ni muy caliente, ni muy húmedo y alejados de exposición directa a la luz o al sol

Hoy no porque estoy mala pero mañana si me encuentro mejor me voy a la farmacia a comprar lo que me falta.

lista compra botiquín

Ya me he hecho la lista en dommuss para que no se me olvide nada 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *